Soluciones operativas y tecnológicas a medida

¿Para qué se utiliza un aval bancario, fianza, garantía o seguro de caución?

Los avales, garantías o las pólizas de caución tienen muchas aplicaciones y son muy comunes por parte de empresas que trabajan con la administración pública.

Acopio de materiales:

Es una garantía para cumplimiento del compromiso adquirido con las Administraciones Públicas por los anticipos de éstos por acopio de materiales y maquinaria principalmente.

Afianzamiento de cantidades:

El seguro de afianzamiento de cantidades es un seguro de garantía diseñado para los promotores. En caso de que no se cumplan los plazos convenidos para el inicio de la construcción o la entrega de una vivienda, garantiza al comprador las cantidades a cuenta entregadas al promotor.

Licitación u oferta:

La garantía de licitación u oferta es uno de los requisitos para las empresas que quieren acceder a los concursos o subastas para concesiones o contratos de obra o servicio.

Energías renovables:

El aval o seguro de caución para energías renovables garantiza la correcta ejecución de la obra conexión a la red eléctrica para puntos de generación de energías renovables.

Garantías Judiciales:

Se utilizan para presentar garantías judiciales y así poder cumplir con las obligaciones de una de las partes intervinientes en un proceso judicial.

Cumplimiento o ejecución de contrato:

Es una garantía destinada a aquellas empresas a las que se le adjudica un contrato bien por imperativo legal bien por exigencia del acreedor, y deben garantizar el cumplimiento de sus obligaciones contractuales.

La garantía de mantenimiento:

Estas garantías, cubren, dentro de los contratos de obra, suministro o gestión, los defectos de fabricación derivados de la calidad de los materiales o del trabajo de los fabricantes.

Aplazamiento de impuestos:

Destinado sobre a todo a pymes y autónomos que necesitan aplazar cualquier tipo de impuesto con la Agencia Tributaria: IVA, ICIO, IRPF, IAE, etc.

Empresas de seguridad:

Según la Ley de Seguridad Privada, para poder desarrollar los servicios de seguridad privada las empresas de seguridad y vigilancia deben presentar aval o seguro de caución ante las autoridades españolas.

 

Comparte esta entrada: