Cómo elaborar un plan de tesorería, para pymes y autónomos.

Cómo elaborar un plan de tesorería, para pymes y autónomos.

Hoy en día debido a la falta de liquidez, y a los problemas de financiación, el plan de tesorería se ha convertido en una herramienta imprescindible para poder pilotar y tomar decisiones en una empresa o negocio. Por eso hemos pensado que sería interesante explicar, cómo elaborar un plan de tesorería, para pymes y autónomos.

En el siguiente articulo vamos a ver:

  1. ¿Qué es un plan de tesorería y para qué sirve?
  2. ¿Cómo elaborarlo?
  3. Tipos de cobros y pagos
  4. Conclusiones

 

 

¿Qué es un plan de Tesorería?

Es un documento que refleja las entradas (cobros) y salidas de dinero (pagos) en una empresa o negocio, teniendo en cuenta las operaciones que se van a producir en un plazo de tiempo determinado.

El plan de tesorería puede estar calculado a un mes, a 3 meses, a un año, puede estar más o menos detallado.

El horizonte temporal para realizarlo depende (del tamaño de la empresa, del sector, de la empresa en concreto), un plazo adecuado puede estar entre 1 y 3 meses. ¿Por qué?, pues básicamente porque es cuando las previsiones son más fiables. A más largo plazo siempre existe más incertidumbre, y por tanto el resultado es más incierto. Eso no quiere decir que no haya empresas que quieran o deban hacerlo.

Puedes tenerlo por semanas o por días, si lo consideras necesario y utilizar el que más te convenga.

¿Para qué sirve un plan de tesorería?

Es importante saber para que sirve y que es lo que esperamos de un plan de Tesorería:

  • Reflejar la situación real y actualizada de la actividad
  • Conocer la situación de liquidez, actual y futura.
  • Saber si es posible que afrontar las obligaciones de pago
  • Anticipar correcciones
  • Conocer el disponible
  • Determinar fuentes de financiación y excedentes

Lo más común es que, cuando vayamos a solicitar financiación (un préstamo o póliza de crédito, etc..) nos pidan las proyecciones de Tesorería para saber si lo puedes devolver o no.

 

¿Cómo se elabora un plan de tesorería?

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que vamos a hablar de Cobros y Pagos, y no de Ingresos y gastos.

Para lo cual hay que recordar que un cobro no es lo mismo que un ingreso y que un pago no es lo mismo que un gasto.

 En el plan de tesorería hay que separar los cobros y los pagos y diferenciar los diferentes tipos.

 

Cobros:

 Los cobros pueden ser por ventas de productos o servicios, o por otros conceptos.

Cobros por prestación de servicios o venta de productos:

Son todos aquellos cobros que esperamos obtener por las ventas de productos o servicios a nuestros clientes. La fecha de cobro depende del plazo que hayamos concedido o pactado con el cliente.

Si hacemos una venta o prestamos un servicio y nos la pagan a 60 días, el ingreso se producirá cuando realicemos la venta, pero el cobro a los 60 días una vez que lo hayan pagado. Si lo cobramos al contado, el ingreso y el cobro se producen en el mismo momento.

Por tanto, para hacer una buena previsión de cobros por ventas o servicios, primero tienes que conocer o estimar las ventas y sus plazos de cobro. Para eso, deberemos tener claro, cuál es la política de ventas de nuestros clientes, donde venga reflejado el periodo de pago de sus facturas. Así como no debemos olvidarnos el  IVA correspondiente.

Cobros Tesorería

 

Otros cobros:

Otros cobros que no son de la actividad principal de la empresa. Por ejemplo, el capital, el ingreso de un préstamo, una devolución de impuestos, o el cobro de una subvención concedida.

Otros cobros tesorería

 

Pagos:

Los pagos pueden ser: Por compras de mercaderías, pagos corrientes, o financieros.

Pagos por compras de mercaderías

Básicamente se refiere a los pagos que hay que realizar como consecuencia de los gastos incurridos en la compra de mercaderías o productos necesarios para la fabricación o comercialización de un productos o servicio.

Pagos compras de mercaderías

 

Pagos corrientes

Son los pagos correspondientes a los gastos corrientes de nuestra actividad o negocio: Alquileres, reparación y conservación, primas de seguros, publicidad, salarios, Seguridad social, otros gatos…

Dentro de los tributos, hay que tener en cuenta, sociedades, retenciones, pagos a cuenta, etc..

otros pagos corrientes

 

Pagos financieros:

Dentro de la partida de pagos, están los correspondientes a los gastos financieros. Estos corresponden a amortizaciones de préstamos, intereses y comisiones bancarias.

Suelen ser cuotas fijas, que se componen de dos partes, el interés y la devolución o amortización del capital. Lo ideal para esto es tener el cuadro de amortización del préstamo, que será facilitado por nuestro banco.

Pagos por gastos financieros

 

Liquidación del IVA

Hay que acordarse de que todos los pagos deben llevar su IVA Correspondiente.

No nos tenemos que olvidar del IVA. Ya que bien de manera mensual o trimestral tendremos que liquidar el IVA con hacienda. El IVA no es un gasto para la empresa, salvo casos especiales, ya que graba al consumidor final.

Lo tendremos que ingresar o no, en función de lo que nos salga el resultado entre el IVA repercutido de los cobros y el IVA soportado de los pagos.

Liquidación IVA

 

Como resumen, nos quedará el siguiente cuadro, con todos los cobros y pagos que hemos visto anteriormente.

Cuadro resumen plan de tesorería

Saldo inicial (A): El saldo de tesorería de cada mes, cuadrará con el saldo final del mes anterior (E)

Total Cobros (B): Será el resultado de sumar todos los cobros efectuados o previstos para cada mes tales como la venta de mercancías, subvenciones, prestamos, etc.…

Total pagos (C):  Resultado de los pagos efectuados o previstos para cada mes, por conceptos como: compra de mercancías, alquileres, salarios, impuestos, marketing, etc.… todos los gastos corrientes y gastos financieros.

Saldo neto (D): Es la diferencia entre los ingresos y los gastos de un determinado mes y puede ser negativo o positivo.

Saldo final (E): La suma entre el saldo inicial (A) y le saldo neto del mes (D).

Si el saldo final es negativo, ese mes existirá una falta de liquidez por lo que se deberá recurrir a financiación externa o bien intentar adelantar cobros o atrasar pagos.

 

Conclusiones:

  • Hay que conocer la fecha real y el importe exacto de lo que vamos a cobrar o a pagar.
  • Es importante conocer el origen de los cobros y los pagos, de cara a realizar una correcta clasificación en el plan de tesorería.
  • El plan de tesorería puede tener distintos horizontes temporales.
  • No es un documento estático, hay que actualizarlo para ampliar, revisar o rectificar cantidades y fechas. Tiene que ser una herramienta útil para tomar decisiones.
  • Si se prevé algún saldo negativo o muy bajo, hay que tomar acciones. Por el contrario, si hay saldo positivo evaluar posibles imprevistos que no se hayan considerado.
  • Se puede preparar varios escenarios, por ejemplo:
    • Evolución de negocio estable
    • Opción más pesimista en relación con las ventas
    • Opción más optimista
  • Si tienes dudas, solicita asesoramiento especializado.

 

Si tienes cualquier duda enviamos un e-mail o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.