El Blog de SOTAM

Aval Bancario o Seguro de Caución

Aval Bancario:

Es un documento por el que una entidad financiera garantiza el cumplimiento de las obligaciones contraídas ante un tercero, en caso de no respetar dichas obligaciones.

Tipos de aval bancario

Existen varios tipos de aval bancario, entre ellos se encuentran los siguientes:

Avales bancarios técnicos:

Son aquellos en los que la entidad bancaria se responsabiliza totalmente del pago de la deuda que tenga su avalado en contratos de concursos, realizaciones de obras o suministros, funcionamiento efectivo de alguna maquinaria efectiva, entre otros. Normalmente, este tipo de aval es presentado ante organismos públicos o administraciones. Pero también, puede ser presentado entre otras obligaciones.

Avales bancarios económicos:

Este tipo de aval bancario se da cuando la entidad avalista se responsabiliza de las deudas en caso de impagos. Esto por su puesto, en un momento determinado y un tiempo pre-establecido.

Puedes percibir entonces, que las entidades bancarias que firman como avalistas tienen dos opciones o dos maneras de actuar.

Seguro de Caución

El seguro de caución, también llamado seguro de garantía es un contrato de seguro por el que el asegurador se obliga, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad los daños patrimoniales sufridos.

 

¿Seguro de caución o aval bancario? En muchas ocasiones surge la necesidad de acudir a una alternativa: el seguro de caución. Los seguros de caución funcionan como un sustituto del aval bancario, y además presentan una serie de ventajas frente a este. Estas son las principales ventajas del seguro de caución para el tomador del seguro:

Una póliza de caución tiene la misma validez legal que los avales bancarios para empresas, pues ambos se emplean para cubrir el riesgo de incumplimiento de las obligaciones o el impago de una deuda por parte del tomador del seguro. Sin embargo, existen ciertas diferencias entre uno y otro. Vamos a ver a continuación las ventajas del seguro de caución más destacadas y algunas de las posibilidades de aplicación de las pólizas de caución.

  • El seguro de caución no computa riesgo en CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España), por lo que la capacidad crediticia de la empresa ante un posible endeudamiento futuro con una entidad bancaria.
  • El coste del seguro de caución suele ser menor que el de un aval bancario, ya que gastos de estudio, apertura o cancelación para el tomador del seguro.
  • El seguro de caución generalmente no implica una inmovilización de fondos. En cambio, las entidades financieras suelen exigir la inmovilización de la cuenta corriente de la empresa.
  • Una de las principales ventajas del seguro de caución es que las condiciones son más flexibles por parte de las compañías aseguradoras.
  • En definitiva, los seguros de caución facilitan el desarrollo de la actividad comercial de las empresas y, además, permiten que estas tengan más al alcance el hacer crecer su negocio.

 

¿Te ha gustado este artículo? Te invitamos a que lo compartas.

Desde SOTAM podemos ayudarte con la gestión integral de avales y garantías. Disponemos de un servicio con una metodología y software propio para ayudar en la gestión integral de todo el proceso, tanto avales públicos, privados, nacionales e internacionales.